X-files rusos

Los X-Files harán siempre referencia a los casos ovnis y la invasión extraterrestre. Se trata de un fenómeno muy extendido a nivel mundial. Pero curiosamente, son los países más avanzados del mundo donde mayor atención e investigación recibe este tema. 

Es normal pensar que EEUU cuenta con investigaciones al respecto. Investigaciones bastante serias, que lo han llevado a estar en una actitud de silencio e indiferencia, mientras sus agencias se hacen cargo de categorizar mucha información clasificada. Pero en Rusia también ocurre lo mismo. Dentro de los sucesos que han marcado la historia, en materia de X-Files se encuentra el ocurrido en agosto de 1984, cuando un avión de combate fue derrocado por un ovni que sobrevolaba el espacio aéreo de la nación. Por entonces la nación se encontraba dominada por su política comunista y era mejor conocido como la Unión Soviética.

El gran enigma de Tugunska

Pero más allá de ese combate, se encuentra el caso del Tunguska. El Tugunska es una región del país que comprende un amplio territorio de más de 2.000 kilómetros cuadrados. En este territorio, el tema de los X-Files es muy latente, ya que se encuentra devastado y sin vida, como si una auténtica bomba nuclear hubiese estallado allí. 

Pero no una bomba cualquiera, sino una bomba muy pero muy avanzado. La evidencia de que la Tunguska tiene ese rostro desértico data del año de 1908. Es decir, unos cuarenta años antes de que se iniciará la investigación nuclear. De modo que en los X-Files se afirma que esta zona fue bombardeada por naves espaciales.

Y es que de acuerdo a la investigación realizada, en efecto para muchos testigos aconteció una explosión. Es difícil entender cómo esta región del país fue devastada de esa manera. Resulta bastante sencillo acusar a tecnologías mucho más avanzadas, porque de tratarse de un asteroide el hueco de la región sería un tanto similar al del Gran Cañón, en los Estados Unidos. 

Las declaraciones de Félix Rigel, miembro de la agencia espacial soviética

Más allá de este suceso, el 24 de julio de 1957 fue un día importante en la historia de los X-Files rusos. Este fenómeno ocurrió en las Islas Kuriles, que están junto al Mar de Ojotsk, en la región norte del Océano Pacífico. Fue allí donde se avistaron varios ovnis de menor tamaño, siguiendo a lo que sería una nave nodriza. 

Las armas antiaéreas de la nación no dudaron en atacar. Sin embargo, una vez iniciado el ataque no lograr impacta a ninguno de los objetos voladores. Se estima que este caso de los X-Files de Rusia, fue silenciado de manera terrible por los mismos agentes de la KGB. Uno de los momentos más enigmáticos de la historia ovni. Diez años más tarde, en abril de 1967, salió a relucir declaraciones del investigador científico Félix Rigel, quien dejó asombrada a la opinión pública tras revelar que durante al menos 20 años, los radares soviéticos habían estado percibiendo la presencia de ovnis. Este investigador fue uno de los más involucrados en el programa espacial soviético. Así que pocos duraron de su versión.

Los ataques militares contra ovnis se presentan con frecuencia

Por entonces, tanto los soviéticos como los americanos, pensaban que ambas naciones estaban trabajando fuertemente en programas armamentistas muy avanzados. El investigador Rigel lo que deseaba en ese momento, era dar solidez de que ambas naciones se estaban enfrentando al mismo fenómeno de X-Files. 

Y que por lo mismo abundaban pruebas de ambos bandos que evidenciaban la extraña situación de visitas al planeta por parte de ovnis. Los avistamientos continuaron a lo largo de las décadas siguientes. Por eso, en 1984 ocurrió el caso del avión ruso derrocado por un ovni. Las fuerzas aéreas de la nación tenían la misión de atacar a un ovni que sobrevolaba el cielo ruso. 

Lo que ocurrió es que durante el ataque, el ovni se defendió y acabo por impactar a uno de los aviones. Lo más curioso de este caso, es que el avión de uno de los comandantes fue envuelto por una luz resplandeciente y luego desapareció sin dejar ninguna pista sobre su destino. 

El ovni del 29 de enero de 1986

Para esta fecha, se presentó otro gran incidente en la historia ovni del país. En esta ocasión, un objeto volador de apariencia esférica fue observado por varias personas. Dicho ovni terminaría estrellándose en una región montañosa muy cercana a la localidad de Dalnegorsk. De acuerdo a los testigos, habían contemplado en el cielo un fogonazo de un azul brillante durante unos noventa minutos.

Días más tarde, se logró recuperar una gran variedad de restos de aquella nave. Lo más curioso entre los restos obtenidos, es que se encontraron metales de distintas aleaciones desconocidas y muy resistentes. Pero además de esto, luego se descubrió que la zona de impacto quedó fuertemente magnetizada. De acuerdo a los testigos, antes de provocarse el choque de la nave contra la zona montañosa, los testigos alcanzaron a identificar a unos 33 ovnis. Así, ocurrió uno de los tantos episodios de los X-Files rusos. Al día de hoy, existen muchas más historias que solo con cierta frecuencia son dados a conocer a la luz pública.

Sigue explorando
Nuestros antepasados ​​los extraterrestres