Una historia más de experiencia cercana a la muerte

La muerte será para los mortales uno de los grandes misterios de la vida. Por suerte para la mayoría, no es un misterio que atormente nuestra existencia y nuestra atención puede estar ocupada en otras distracciones, durante años, antes de que está se presente y nos lleve hacia el “más allá”. 

Sin embargo, a lo largo de la historia, se han reportado infinidad de casos de personas que han logrado acariciar la muerte (o más bien, ser acariciados por la muerte). Abundan los relatos de personas que a punto de pasar al siguiente plano, tuvieron la oportunidad de regresar. 

Uno de los tantos casos, fue el que le ocurrió a Pam Reynolds, una paciente con problemas de salud bastante severos que retrataría su experiencia a través del libro Light and Death. Pam es una mujer apasionada por la música, una cantante y compositora que fue sometida a una operación en la que se le extirpó una aneurisma bastante grande formada en sus arterias cerebrales. 

El paro cardiaco hipotérmico que vivió Pam Reynolds 

Los médicos le habían indicado que dicha aneurisma podía estallarse en su vida cotidiana, en cualquier momento, condenándola a una muerte segura. Y es que para ajustar, se ubicaba en un lugar bastante difícil de acceder en su cerebro. Así que en el mejor de los casos, sus funciones cerebrales podían afectar a otras zonas de su cuerpo.

Pam Reynolds, fue entonces remitida al médico Robert Spetzler, quien hace parte del Barrow Neurological Institute de Phoenix, Arizona. Este hombre había dado vida al procedimiento de “paro cardiaco hipotérmico”. Gracias a este método, es posible drenar la sangre existente en el cerebro, para lo cual el paciente es inducido a un paro cardíaco. 

De esa manera, la actividad del cerebro pasa a un estado nulo, considerado como encefalograma plano. Y eso fue lo que el doctor Spetzler realizó con la artista, antes de efectuar una operación bastante delicada. Fue justo durante esa operación que la cantante experimentó que su cuerpo era absorbido para iniciar un viaje en una especie de túnel

Un contacto cercano con la paz de la Eternidad

A lo largo de esta experiencia, ella sintió que la voz de su abuela fallecida la llamaba, lo que la obligó a descender en un pozo bastante oscuro. Al final de este pozo descubrió un punto de luz que se fue estirando para adquirir un tamaño enorme y descomunal. Después de sumergirse en esta luminosidad total, ella pudo reconocer diversas figuras dotadas de luz. 

Entonces, dichas figuras adoptaron a diversas formas. Estas formas le resultaron bastante familiares y entonces descubrió que se encontraba frente a personas que conoció en otro momento de su vida y que habían abandonado el mundo de los mortales desde hacía un buen tiempo. Estas personas se presentaban con una apariencia saludable y muy sana. 

Pero fueron ellos, los que le impidieron que avanzara hacia el estado de paz sublime que le garantizaba el pasar al plano en el que se encontraban estas personas difuntas. Ella fue notificada de que aún no era su momento de partir, pese a que estaba convencida y decidida a dejar el mundo de los mortales, para experimentar la paz de la Eternidad. 

Su tío decidió patearla para obligarla a regresar a su cuerpo 

Esa paz, de acuerdo a Pam Reynolds era bastante intensa, bastante sobrenatural, bastante apetecible como para negarse a aceptarla. Pero ante su terquedad de permanecer en esa dimensión, uno de sus tíos fallecidos se vio obligado empujarla hacía lo que ella denomina como la “carcasa” física de su cuerpo. 

Desde ese plano, pudo observarse en la sala de operación y con su cuerpo entubado. Fue su tío quien la animó a regresar a su cuerpo. Para ella, fue como lanzarse a una piscina. Ante su constante desobediencia, su tío la empujo del todo, logrando que volviera a su naturaleza corpórea. 

No cabe duda que este acontecimiento fue uno de los más fascinantes en la vida de Pam Reynolds. Un evento en el que cómo muchos otros, se habla de nuevo del túnel dotado de una luz al final. Casi todas las experiencias cercanas a la muerte hablan del mismo túnel. 

Son suficientes estas pistas de Pam Reynolds 

Igualmente, este tipo de experiencias confesadas, también describen el cómo la esencia de una persona es obligada a regresar. Es entonces un episodio donde la persona recibe una confrontación, pero al mismo tiempo, donde se informa de lo fantástico que puede ser el vivir la muerte, que es un destino natural de la Vida. 

¿Qué opinas al respecto? ¿Es este testimonio lo suficientemente poderoso como para cambiar tu perspectiva sobre la vida y la muerte? ¿Será que una vez decimos adiós a nuestro cuerpo, nos espera un destino igual de dulce? Son preguntas que de algún modo solo serán respondidas cuando llegue la hora de la hora.

Sigue explorando
El lago de Bañolas, el lago Ness español