Marte y sus misterios

Durante la última década, el planeta Marte ha sido motivo de gran curiosidad. Quizá por lo mismo, la NASA haya bautizado al robot que la está explorando en este momento con el nombre de Curiosity. Ese equipo, ubicado millones de kilómetros del planeta Tierra y desde su llegada a este planeta, ha sido mucha la expectativa la que se ha sembrado. 

Se trata de un territorio que aunque parece ciencia ficción, no está lejos de ser colonizado por el ser humano. Desde ya se están preparando tripulaciones y personas dispuestas a asumir un viaje sin regreso a dicho lugar del Universo. Pero mientras tanto, los científicos de la NASA nos cautivan con los hallazgos realizados por Curiosity. 

Dentro de las tantas curiosidades que ofrece el planeta rojo, uno de los más marcados es la diferencia de sus hemisferios. En la región norte del planeta, se encuentra una zona bastante llana, muy plana. Es una región por así decirlo equivalente a una llanura desértica. 

¿Existe agua en Marte? Esa es la gran pregunta 

En cambio, en lo referente a la zona sur, se encuentra un territorio mucho más escabroso. Es un lugar menos hospitalario y dotado de muchísimos cráteres. Se trata de un contraste muy fuerte que no tiene explicación clara para el grupo de científicos que reflexiona sobre la vida de este planeta.

Por otra parte, Curiosity ha identificado que existen muchos ríos muertos. Se trata de enormes deltas, valles y océanos que dejan a la vista el tema de la posibilidad de existencia de agua. Hasta ahora, la gran pregunta que se plantean los científicos es sí Marte tuvo o tendrá en algún momento sistemas fluviales.

Además de esto, hay que agregar que la vida terrestre en Marte resulta bastante pesada para el ser humano. Lo que se observa por lo pronto es que existe un gran número de seres unicelulares, que pueden mantenerse vivos a pesar de las temperaturas extremas, ya sean frías o calientes, lo mismo que sobrevivir a la radiación. 

La vida del planeta Tierra pudo haber venido de Marte

En el caso de que se pudiera comprobar la existencia de agua en Marte, se daría un salto muy importante en la historia de la investigación aeroespacial. Y es que en dicho caso, existe un alto porcentaje de que se logre germinar vida en este planeta. La esencia de que la vida prospere en Marte, depende de sus recursos hídricos. 

Ahora bien, existe una teoría muy sólida por parte de los científicos que afirma que la vida existente en el planeta Tierra proviene precisamente de Marte. Sí, por increíble que parezca, muchos de los meteoritos encontrados en el Ártico demuestran que provienen del planeta rojo. Eso es comprobable por las estructuras que establecen los microbios, tal como lo ha constatado el Curiosity. 

De momento no deja de ser una teoría, pero que ha tenido una gran aprobación entre los científicos de la NASA. Una teoría que mantiene la fe de que será posible llegar a vivir en este mundo. De hecho, los científicos han podido establecer que los niveles de radiación que afronta este planeta es un tanto similar al que viven los astronautas en la Estación Espacial Internacional. 

El ser humano pudo haber llegado a Marte en la década de 1970

El dato más curioso de cara a la posible colonización del planeta tierra, es que en la misma década de los años 70 del siglo XX, el ser humano contaba con tecnología para llegar a dicho destino. Es decir, tanto la tecnología de la Unión Soviética como la norteamericana, tenía potencial suficiente para llegar a dicho destino. 

Pero claro, existía un limitante principal: el referente al tipo de radiación que vivirían los expedicionarios que viajaran a dicho planeta. A esto se le agrega que el transporte de láminas gruesas de plomo para crear una base para mantener a salvo a los astronautas resulta bastante complicado.

Es decir, sí resulta posible colonizar el planeta, pero dadas las precarias condiciones de Marte, es oportuno establecer una sede en la cual aterrizar y comenzar a trabajar en la expansión territorial. Se estima que una misión a este planeta puede tardar unos 3 años. 

Tres años: ese es el periodo promedio que podría durar una misión en Marte

Pero los astronautas vivirían una exposición prolongada a la radiación del sol, teniendo en cuenta las condiciones atmosféricas del planeta, que son distintas a las de la Tierra. Lo que representa la capa de ozono de nuestro mundo actual, no tiene el mismo valor en Marte. 

Durante 3 años de misión, existe un alto porcentaje de que los astronautas  sean víctimas de un cáncer agresivo y letal. Así que en ese sentido, aún se están planeando soluciones para facilitar la conquista de dicho planeta. 

De momento, lo que plantean los científicos de la NASA es crear una especie de escudo magnético protector, capaz de frenar el efecto radioactivo y la inclemente actividad de los vientos solares. Sería una solución para la radiación, pero no para los cambios de temperaturas, que a veces bajar hasta los 80 grados centígrados bajo cero. La solución idead de momento, es acudir al uso de magnetósferas artificiales que regulen la temperatura del exterior con la del interior. Pese a todo esto, los científicos estiman que en un lapso de máximo unos 15 años, será posible colonizar este planeta.

Sigue explorando
El crepúsculo de los Celtas