¿Existe algo tras la muerte? Hay pruebas de que si

Las experiencias cercanas a la muerte son una constante en la historia de la humanidad. A lo largo de los siglos son miles los casos que describen como una persona ser sensibles a los límites que impone la muerte. De hecho, existen muchos casos de personas que fallecen de manera clínica, para resucitar al cabo de un periodo corto de tiempo. 

Más allá de ese tipo de experiencias cercanas a la muerte, una de las más comunes está relacionada con el desdoblamiento astral. Casi siempre las descripciones de este tipo de experiencia, tienen que ver con un tipo de viaje extracorpóreo. Es decir, personas con logran apreciar el mundo desde otra perspectiva a la que ofrece la visión de los ojos. 

Para muchos investigadores científicos, este tipo de experiencia puede considerarse como una de las pruebas más exactas de porque la vida continúa aún después de la muerte. Los viajes astrales dan evidencia de que el ser humano posee un tipo de sensibilidad que va más allá de los sentidos que lo atan al plano de la realidad. 

Una experiencia capaz de ir más allá de los sentidos 

Las personas que han tenido experiencias cercanas a la muerte, siempre documentan que la realidad apreciable en un desdoblamiento es fascinante y hermosa. Se asume incluso que el tipo de oxigenación que recibe la persona durante el viaje astral es mucho más intensa y relajante. 

Por lo mismo, algunas teorías esotéricas afirman que todo lo que se empieza a vivir a través de los viajes astrales, no es más que una preparación para que el cuerpo entienda cómo es la vida en el más allá. Es una fase donde la persona adquiere un nuevo punto de vista, que le permite entender los límites entre lo espiritual y lo material. 

En la denominada muerte clínica, que es cuando el corazón se detiene, la respiración se anula o el cerebro deja de trabajar, es muy común que cuando milagrosamente la persona vuelve a la vida, lo primero que confiesa es que realmente estaba realizando un vuelo fuera de su cuerpo. 

Las experiencias cercanas a la muerte se conocen como ECM

El concepto de las experiencias cercanas a la muerte, también conocido como ECM, suele asociarse al desdoblamiento astral. El patrón de ese tipo de experiencia tiene que ver con la sensación de estar flotando y sentir el vacío de una dimensión donde ya no tienen por qué preocuparse por su cuerpo.

Ahora bien, sobre este tipo de experiencia, también es muy común la afirmación de que la persona está viajando a través de un túnel muy oscuro y largo. Es la idea del túnel en cuyo final se encuentra una luz cegadora. En los testimonios de las personas que han tenido ECM, esta aproximación hacia la luz no produce ningún tipo de dolor. 

Se estima, de acuerdo a los casos reportados, que ese final del túnel ofrece una gran dosis de paz, tranquilidad y profunda serenidad. Lo curioso es que quienes han tenido este tipo de viajes, también afirman el verse con personas que ya murieron. Esto puede ser considerado como un signo clave sobre porque la vida continua después de la muerte. 

Ser o no ser

Tanto la vida como la muerte siempre han sido catalogadas como misterios. Pero resulta más fácil valorar a la muerte como misterio, porque al menos en la vida somos testigos de una realidad que nos define. Tenemos un cuerpo y unos sentidos que nos permiten percibir un tipo de realidad. 

Los desdoblamientos astrales que puede vivir una persona, son un tipo de realidad adicional, que está más allá de lo que comúnmente aceptados. Lo curioso es que sí resulta posible entrar en un estado de desdoblamiento astral, sin que necesariamente tengamos que ser unos místicos y ascetas avanzados. 

De hecho, este tipo de viajes, pueden efectuarse sin que una persona tenga que vivir unas experiencias cercanas a la muerte. ¿Cómo se puede lograr? Mediante hipnosis, o bien, a través de la meditación guiada. Son numerosos los casos de personas que han podido tener este tipo de experiencias. 

Aceptar una nueva perspectiva

Eso demuestra que la realidad en la que vivimos impone unos límites, pero que la muerte no es el final de todo. Lo que defienden algunos teóricos y personas que se mueven en el plano astral, es que la realidad es un universo bastante amplio de interpretar. Y que por lo mismo existen muchas maneras de entender lo que es la Vida. 

De hecho, las personas que se mueven en estos ámbitos, reflexionan mucho sobre lo que es la experiencia onírica. Es decir, a través de los mismos sueños, es posible ser parte de una realidad que es distinta a lo que comúnmente se acepta como el mundo de la vigilia. 

Por todos estos planos extra dimensionales, es que resulta posible reflexionar que sí existe vida después de la muerte. 

Sigue explorando
Velociraptors en Mongolia