¿Es WhatsApp seguro?

WhatsApp es por excelencia la aplicación de mensajería para móviles más famosa y usada alrededor del mundo.

Con el ya no somos capaces simplemente de enviar y recibir mensajes de texto, con el pasar de los años ha ido evolucionando permitiéndonos usar mensajes de voz, video llamadas, formar grupos, enviar cualquier clase de archivos e incluso nuestra localización en tiempo real.

No hace mucho recibimos a WhatsApp Bussines especialmente desarrollado para tener un alto rendimiento y seguridad en el intercambio de mensajes, además de otras funciones para su uso en el mundo de los negocios.

Pero realmente cuánto conocemos de esta aplicación especialmente cuando Facebook, la empresa dueña de este servicio, ha tenido problemas con la ley debido a su pobre seguridad en la privacidad de sus usuarios.

WhatsApp como una potencial arma de espionaje y control de masas

No es la primera vez que una empresa tiene un motivo oculto detrás de sus servicios, tal ha sido el caso de la famosa empresa 23andMe que promete dar una profunda revelación sobre el pasado y futuro de las personas con solo una muestra de su ADN.

Dicha empresa atrajo a millones de personas curiosas por lo que su ADN podría revelarles, y terminaron dando una puñalada por la espalda cuando vendieron toda la base de datos de las personas al mejor postor, poderosas empresas farmacéuticas que les llenaron los bolsillos.

WhatsApp es potencialmente también un cúmulo de información de todas las personas que las han usado y que han enviado mensajes o archivos que podría contener información de relevancia.

Algo muy similar a lo que ya todos sabíamos antes del uso de las aplicaciones, pues incluso el gobierno de Estados Unidos lo dijeon al público: ellos espían las líneas telefónicas y las señales de móviles en búsqueda de información que pueda comprometer la seguridad del país.

Desde luego, esto no es exclusivo de Estados Unidos y todos podemos estar sujetos a que nuestros datos, incluso las de la computadora, terminen interceptadas por el gobierno, y en el peor de los casos, por hackers.

Los huecos en la seguridad de WhatsApp que puede comprometer la privacidad de sus usuarios

Basta con revisar todos esos aspectos controversiales a los que está sujeto WhatsApp y que no es ningún secreto, solo hay que dar un vistazo a sus políticas de seguridad y privacidad.

En el texto, en ningún momento se le garantiza al usuario que tanto los mensajes de texto, audio o los archivos enviados sean de carácter privado, y aunque actualmente se cuenta con mensajes decodificados para que terceros no accedan a ella, ¿qué hay del acceso que tiene la empresa?

También se sabe que las conversaciones que se tiene en WhatsApp no son borradas, de hecho se pueden almacenar en la nube aunque sean «borradas» manualmente, cuando de hecho solamente quedan ocultas.

Otro aspecto que podríamos señalar son todos los permisos a los que la aplicación quiere tener acceso al momento de ser instalada, como nombres de nuestros contactos incluyendo sus números telefónicos, direcciones postales y de correo electrónico, etc.

Desde luego, ante cualquier acusación o demanda, WhatsApp se lava las manos pues si las personas lo han usado, significa que le han dado todos los permisos pertinentes, incluso aquellos obviados y ocultos.

Lo peor de todo es que a estas alturas es difícil quedar fuera del juego de WhatsApp pues prácticamente rige la forma en la que nos comunicamos en muchas partes del mundo, especialmente en los países de habla hispana.

Gracias a esta aplicación estamos interconectados las 24 horas del día, los 7 días de la semana, brindándonos comodidad y todas las herramientas que necesitamos para poder ser eficientes en todo lo que hacemos, desde aspectos del hogar, hasta los personales y de trabajo.

Incluso posee mecanismos para que las personas se sientan obligadas a continuar en el sistema de WhatsApp con la inserción de diferentes marcas de lectura (las famosas «palomitas azules») y básicamente la simple satisfacción de recibir un mensaje que tiene un trasfondo psicológico.

Aunque esta aplicación nos hace la vida mucho más sencilla, no debemos de pasar desapercibido todos los peligros que esta pueda conllevar en algún momento, cuando menos lo esperamos. Todo esto sin dejarnos engatusar por la palabra “mensajes gratis” que todos codiciamos y puede ser el anzuelo por el que muere el pez.

Sigue explorando
¿Es nuestro libre albedrío solo una ilusión?