¿El gobierno tiene acceso a nuestro WhatsApp?

Según la última actualización de WhatsApp, en el terreno de la Privacidad, del 24 de abril de 2018, fuente directa de su web oficial, la prioridad de WhatsApp es la protección de nuestra privacidad. Vamos a contaros a continuación una pequeña descripción de lo que expresa WhatsApp en este tema.

¿Quién gestiona nuestros datos?

Siempre, según la Web oficial de WhatsApp, si somos usuarios que residen dentro del territorio de la Unión Europea, la gestión de nuestros datos y servicios corre por cuenta de WhatsApp Irlanda Limited, ésta es la empresa encargada de salvaguardar nuestra privacidad en el uso de WhatsApp.

En el supuesto de residir en el resto del globo, la gestión de los datos es responsabilidad de WhatsApp Inc.

¿Qué información recopilan?

Por un lado, datos personales

Pues bien, tanto en la Unión Europea como en el resto del mundo, los datos que guardan de forma más prolongada son el número de teléfono que le facilitamos, las fotos, nombres de perfil y los teléfonos de los contactos que tenemos en nuestra agenda, tengan o no WhatsApp.

Comentan en el documento oficial de la Web de WhatsApp, que los mensajes, fotos, audios, etc., que compartimos mediante mensaje, no se quedan guardados en sus servidores, salvo que no se hayan podido mandar de manera inmediata, por lo que los guardarían durante un máximo de 30 días, transcurridos los cuales, se borraran.

WhatsApp también nos informa de que, desde el 2016, realizan un cifrado de extremo a extremo. ¿Qué quiere decir esto?, pues que codifican el mensaje antes de mandarlo, viaja codificado y cuando llega al destinatario se descodifica justo antes de mostrarlo.

Ahora bien, cuando realizamos copias de seguridad de nuestros Chat en Google Drive o en Icloud, las copias no serán cifradas. Este es un dato importante, el cual te informa la aplicación de WhatsApp cuando vas a realizar la copia de seguridad de tus chats.

Por otro lado, datos de nuestro dispositivo

Además de estos datos personales, recoge datos de nuestro dispositivo en referencia a la conectividad, al modelo que utilizamos, la identificación de red (Dirección MAC) y el suministrador de servicios (Movistar, Orange, Vodafone, etc.). También recoge la ubicación utilizando el GPS y la dirección IP. Esto les proporciona gran cantidad de información sobre como utilizamos nuestro dispositivo, a la vez de con quien, cuando y donde estamos conectados.

Y, por último, las cookies

Por supuesto, WhatsApp utiliza cookies para poder operar y personalizar el servicio, incluyendo nuestra experiencia por internet, tanto en los PC´s, mediante WhatsApp Web, como en la aplicación para dispositivos móviles, a fin de personalizar sus servicios.

El punto importante, Información a terceros

Y aquí está el grueso del asunto, sin dejar de prestar atención a la cantidad de información que dejamos en el anterior apartado, este apartado nos interesa en gran medida.

Según la Web de WhatsApp, somos nosotros los que decidimos a que empresas o solicitantes de datos, cedemos nuestros datos a través de la filial de Facebook. Aunque existen matices, ya que dentro de la enorme letra pequeña referida en los documentos de privacidad dejan a merced de las leyes vigentes en cada soberanía el acceso a los datos que sean solicitados. Es decir, como ocurre en cualquier aplicación, si por una orden judicial se les es requeridos los datos, la empresa debe entregarlos. Pero esto no es de extrañar, ya que es aplicable a cualquier ámbito de nuestras vidas, en las aplicaciones, notarías, gestorías, etcétera, si un juzgado reclama información debemos dársela, es la ley.

A continuación, os mostramos, de forma literal, un apartado referente a la política de privacidad de WhatsApp, en la que nos muestran en que situaciones podrían acceder a nuestros datos:

…“Recopilamos, usamos, preservamos y compartimos tu información si, de buena fe, consideramos que es razonablemente necesario para:

(a) responder en virtud de la legislación o las regulaciones aplicables a un proceso legal o a solicitudes gubernamentales;

(b) exigir el cumplimiento de nuestras Condiciones, así como de otras condiciones y políticas aplicables, incluso para investigar posibles infracciones;

(c) detectar, investigar, prevenir y abordar casos de fraude y otras actividades ilegales, o problemas técnicos o relacionados con la seguridad; o

(d) proteger los derechos, la propiedad y la seguridad de nuestros usuarios, WhatsApp, las empresas de Facebook u otras personas, incluso a fin de evitar la muerte o el daño físico inminente.”…

Es cierto que, si hay indicios de delito, los cuerpos de seguridad de los diferentes países, pueden tener acceso, bajo orden judicial, a nuestras conversaciones, contactos, localización, etc. Esta es una práctica que se realiza para salvaguardar nuestra seguridad.

Pero, respondiendo a la pregunta ¿El gobierno tiene acceso a nuestro WhatsApp? Pues según hemos podido comprobar en la elaboración del artículo, WhatsApp valora enormemente la privacidad de sus usuarios, por lo que, salvo requerimiento legal, nuestra información está a salvo.

Sigue explorando
Gasparetto el pintor medium